Location: Reggio Emilia - Parma - Cremona - Brescia

Las rocas y los castillos que se encuentran en territorio de la “Otra Italia” conservan memorias muy antiguas. Nobles familias, feudales y lideres vivieron, entre estas murallas, experiencias que narran el coraje en el enfrentar enemigos en estas tierras de fronteras y de grandes pasajes. Cuentos de protectores de la ciudad que llamaron a grandes artistas para dar esplendor a sus residencias, de líneas refinadas, de dulces y violentos amores. Testimonian epopeyas familiares y personales junto a traiciones y luchas. Los castillos son habitaciones, torres de defensa, centros de poder, sedes administrativas y políticas. Cultura, arte y ambiente, unidos a una gran tradición enogastronomica, construyen la esencia de esta tierra.

1° día – REGGIO EMILIA

Reggio Emilia es una cuidad con una historia muy antigua; su fundación data del segundo siglo a. C. por obra de los romanos.
Característica principal de su centro histórico es la forma hexagonal; en el centro se localizan muchísimos edificios y monumentos artísticos muy interesantes. Una curiosidad respecto a Reggio Emilia: justo aquí nació la bandera italiana en el 1797. No se puede dejar de visitar los jardines construidos donde un tiempo había la vieja ciudadela; aquí será muy fácil ver fuentes de muy rara belleza.
Almuerzo en el restaurante.
Por la tarde traslado a Canossa y visita al homónimo Castillo. El Castillo de Matilde de Canossa fue erguido en el 940. En este mansión es celebérrimo el arrepentimiento del Emperador Enrico IV en presencia de Papa Gregorio VII en el 1077.
Por la noche traslado a la provincia de Parma. Cena y pernocte en una antigua morada.

2° día – PARMA

Desayuno en el hotel.
Traslado a Parma, visita de la ciudad con guía.. Su casco antiguo se desarrolla alrededor de la Plaza del Duomo, elegante conjunto arquitectónico que incluye la catedral románica, el baptisterio y el Palacio Episcopal que no puede dejar de visitar. Muy cerca se encuentra otro monumento de interés como la iglesia de San Giovanni Evangelista, obra renacentista que acoge la cúpula con pinturas al fresco del Correggio (1520-21) y frescos del Parmigianino. A continuación visita del Parque Palacio Ducal con sus hermosos jardines “a la francés”. Almuerzo en el restaurante.
Por la tarde traslado a Colorno para la visita guiada de la Reggia, sede de una refinada corte y de una prestigiosa colección de pinturas de Tiziano, Correggio, Mantegna y Raffaello.
Al término, posibilidad de visitar el jardín histórico, abierto desde las 7 hasta la puesta de sol.
Vuelta al hotel, cena y pernocte.

3° día – CREMONA

Desayuno y check-out desde el hotel.
Encuentro con las guías y visita de la cuidad. Cremona es especialmente la fascinante plaza medieval donde se encuentran el Palacio de la Municipalidad, el Torrazzo, el Baptisterio, la Catedral. Se habrá la posibilidad de subir por 100 metros arriba del Torrazzo, una de las torres campanarias en ladrillos más alta de Europa. En Cremona, la cuidad de Stradivari, se localizan también el Museo Stradivariano y la Colección de los violines más antiguos y famosos del mundo. A mediar la mañana visita al taller de un Luthiers para descubrir cómo se construyen hoy y hace siglos los instrumentos: violines, violas, violonchelos y contrabajos con la posibilidad de asistir a un concierto privado.
Almuerzo en el restaurante.
Por la tarde traslado a Cigole y visita del espléndido Palacio Cigola Martinoni que surge majestuoso en la baja llanura bresciana y domina con su mole el grande parque y territorio circunstante.
A continuación, traslado a Padernello para visitar el homónimo castillo que, edificado en el 1400.Al atardecer Mantiene su estructura de mansión rodeada por un fosado.
La fortaleza mantiene su encanto indiscutido gracias a su entorno ambiental y a su antiguo burgo agrícola aún intacto. Muy sugestivas granjas y caballerizas adyacentes, como el hermoso parque que circunda la construcción por tres lados.
Cena y pernocte en el Castillo.
Finalizada la cena traslado en hotel a Brescia y pernocte.

 

4° día – BRESCIA

Desayuno en el hotel, traslado a Brescia, encuentro con la guía y salida a pie para una recorrida panorámica de la ciudad. En el corazón de la ciudad se encuentra una de las zonas arqueológicas más interesantes de norte de Italia. Es posible ver los imponentes restos del Foro romano, del Tempio Capitolino (73 d.C.), de la Basílica (siglo I d.C.) y también restos de unas Domus (casas romanas) con mosaicos y frescos. Atrás se encuentra el Teatro (siglo III d.C.), tercero por sus dimensiones de la Italia septentrional y capacidad para contener 15.000 personas. Dejando atrás la calle Vía Musei se encuentra en pocos minutos el espléndido escenario de Plaza del Duomo (hoy Plaza Paolo VI en memoria del Papa bresciano). El Duomo Vecchio (Domo Viejo) o Rotonda es una de las pocas iglesias de la antigua Roma en plano circular: la forma, probablemente, inspirada con aquella del Santo Sepulcro de Jerusalén. Entre el 1604 y el 1825 fue erigido el Duomo Nuovo. La cúpula con sus 80 metros de altura interna es la tercera en Italia después de San Pietro en Roma y de Santa María del Fiore en Firenze. Saliendo de Piazza del Duomo y paseando por debajo de las características arcadas, se llega a Piazza della Loggia. (Plaza de la Logia.)

Terminado el almuerzo, después de un agradable paseo, se llega al Castillo Medieval que constituye una de las mas atrayentes fortificaciones de Italia. El Mastio central, las imponentes murallas y la gran torre son de influencia viscontea, mientras los poderosos bastiones y la entrada con el puente levadizo son testigos de la potencia de la Serenissima que dio a la ciudad por mas de cuatro siglos. Desde la plaza del castillo sera posible admirar toda la belleza de Brescia.

Fin de los servicios.