Location: Bergamo - Franciacorta - Iseo Lake - Brescia - Garda Lake - Idro Lake

Frecuentemente los lagos de la Lombardia se colocan en un segundo lugar con respecto a las localidades balnearias marinas, en realidad estos lagos ofrecen delicados paisajes, maravillosas arquitecturas y recorridos inmersos en la naturaleza. El Lago de Garda, el Lago de Iseo y el Lago de Idro brindan numerosas actividades y son elegidas como meta para un fin de semana de relax y tranquilidad, con paseos entre los numerosos pueblos que esconden pequeños y característicos restaurantes donde sirven el mejor vino de las colinas circundantes.

1° día BERGAMO

Es conocida por estar dividida en dos Ciudades: Ciudad Alta, el antiguo centro, y Ciudad Baja donde nace el nuevo desarrollo urbano y comercial.
Bergamo Alta se distingue en particular por dos plazas: Piazza Vecchia (Plaza Vieja), donde surge el medieval Palacio de la Región, Piazza del Duomo donde se encuentra la catedral, la Basílica románica de Santa María Mayor y la Capilla del Renacimiento de los Colleoni.
Almuerzo en el restaurante.
A la tarde, traslado al Lago de Iseo.
Cena y pernocte en el hotel.

2° día – FRANCIACORTA Y LAGO DE ISEO

Desayuno en el hotel y traslado a Rodengo Saiano. Al llegar visita a la Abadía Oliventina de San Nicolás. La Abadía Oliventina de Rodengo Saiano fue fundada por los monjes cluniacenses antes del 1050, es con seguridad uno de los más majestuosos y ricos complejos religiosos desde el punto de vista artístico del norte de Italia. Entre el ’500 y el ’600 trabajaron en el monasterio los máximos exponentes artísticos de Brescia; recordamos las obras de Foppa, Romanino, Moretto, Gambara y Cossali.

Para finalizar, traslado a una de las bodegas en “Franciacorta”. En las colinas de Franciacorta los viñedos fueron cultivados desde las épocas más remotas. El nuevo recorrido de la vitivinicultura en la Franciacorta inicia en los principios de los años ’60 con el nacimiento de las primeras bodegas. La actual Franciacorta, que muchos consideran la única área italiana en la producción de “bollicine”(pequeñas burbujas) ha alcanzado niveles comparados a los del Champagne. Visita con la guía a las bodegas donde se podrá concluir con una degustación de los mejores productos brescianos acompañados naturalmente de un flute (es un copa estrecha y alta, con forma de flauta, para el consumo de cavas) de “Curtefranca”. Después del almuerzo nos traslado al Lago de Iseo y embarque a bordo de un ferry privado para hacer una excursión náutica. En el medio del Lago de Iseo se encuentra el Monte Isola, la más grande isla lacustre en Europa. El paseo en el minicrucero se completa con la visita de otras dos islas privadas en el interior del lago. A la noche regreso al hotel. Cena y pernoctada.

 

3 día – LAGO DE GARDA

Desayuno en el hotel.

Nos trasladamos hasta Gardone Riviera, nos encontramos con la guía para visitar el “Vittorial Degli Italiani” (Victorial de los Italianos) ciudadela monumental, construida a las orillas del lago de Garda del poeta Gabriele D’annunzio desde 1921 hasta 1938.
Su teatro al aire libre, inspirado en los modelos de la antigüedad tiene una capacidad de hasta 1.500 personas y que hasta hoy pone en escena, en el periodo de verano, espectáculos teatrales y musicales.
Traslado al puerto de Gardone Riviera y embarco para un micro crucero hasta Sirmione.
Se llega a Sirmione y se almuerza en el restaurante.
En la tarde encuentro con la guía para visitar la espléndida ciudad.
Entrando en la comuna de Sirmione en la punta de la península, se encuentra la más amplia e importante villa señorial romana de la Italia septentrional, llamada las “Grotte di Catullo”, construida entre el siglo I a.C. y el siglo I d.C.
A la noche se vuelve al hotel.
Cena y pernoctada.

 

5° día LAGO DE GARDA Y LAGO DE IDRO

Desayuno y check-out en el hotel.

Breve tour panorámico desde el Lago de Garda hasta el pueblo de Saló para después trasladarse hasta el Lago de Idro, situado entre los lagos Garda e Iseo en los Prealpes brescianos. Este es el lugar ideal para los amantes de la vida tranquila, el deporte en contacto con la naturaleza y de las antiguas tradiciones. Pausa a lo largo del camino para admirar los espléndidos rincones traslado a Anfo, conocida por su famosa Roca, testimonio excepcional y ejemplo único de fortaleza napoleónica que hasta el día de hoy está intacta.

Almuerzo en el restaurante.

Final del servicio.