Location: Mantua - Sabbioneta - San Benedetto Po - Ferrara - Rovigo

Naturaleza, cultura, arte, historia: este es el slogan que resume de aquello que se puede apreciar cruzando los ríos Mincio y Po, en un área que desde el bajo lago Garda hasta el Mar Adriático se desata a través del territorio de colinas del Alto Mantovano hasta la gran llanura. En este lugar se entrelazan testigos históricos como los castillos y las fortificaciones medievales o escaligeras en arco Morenico, los cotos de caza y los palacios de los duques de Mantova, las empresas hidráulicas de los lagos o los “ascensores de aguas” de la cuenca de navegación de Governolo., los testigos etruscos o aquellos prehistóricos. Estratos históricos que se reflejan en el paisaje a lo largo de los meandros del río, a través del cual se encuentran oasis y zonas húmedas de importancia internacional, con cañaverales y vegetación acuática que ofrece protección a cientos de especies de aves.

1° día – MANTOVA Y SABBIONETA

Desayuno en el hotel

El día completo está dedicado a visitar Mantova y Sabbioneta que desde julio del 2008 son Patrimonio Mundial de la Humanidad. Encuentro con la guía turística para visitar el Palazzo Ducale di Mantova “una città nella città”( una ciudad en la ciudad) el Palacio en el que desde finales del doscientos al Setecientos vivieron, obraron y tramaron los nobles de Mantova y de sus alrededores.

Caminando por la ciudad se notan miles de detalles entre las plazas y la arquitectura del centro histórico: plaza Spredello, plaza Broletto, plaza Erbe y los palacios Bonacolsiani, La Torre della Gabbia, el Palazzo del Podestá, el Palazzo de la Regione, la matildica Rotonda di San Lorenzo y la famosa Basilica de San Andrés obra de arte de León Battista Alberti.

Finalizada la visita (Final de la visita), almuerzo en el restaurante

Después del almuerzo, traslado a Sabbioneta

Sabbioneta: es uno de los máximos ejemplos del estilo arquitectónico del renacimiento lombardo.

Cerca de algunos metros a la redonda es posible visitar el primero teatro construido en Europa, la tercera galeria más larga de Italia, el único Toson de Oro expuesto al público, una de las muy pocas murallas prácticamente intactas. El mausoleo d Vespasiano Gonzaga.

Al anochecer se vuelve al hotel

Cena y pernoct.

2° día- SAN BENEDETTO PO-MANTOVA

Desayuno en el hotel.

Traslado a San Benedetto Po y visita de la milenaria Basílica Abacial y del anexo museo. La Abadía de San Benedetto en Polirone fue fundada en el 1007 por el Conde Tebaldo de Canossa y dejada a los monjes benedictinos.

Almuerzo en el restaurante.

A continuación embarque en un ferry fluvial para volver a Mantova, navegando el Mincio aguas arriba, pasando por la cuenca de Governolo, el pueblo donde Attila se encontró con el Papa Leone y se detuvo; el pueblo de Andes donde nació el grande poeta Virgilio.

Llegando a Mantova desde el lago Inferior, la visión del Palacio de los Gonzagas.

Cena y pernocte en hotel.

3° día – FERRARA

Desayuno en el hotel y traslado a Ferrara (el traslado se podrá hacer también con el ferry fluvial navegando el Mincio y el Po). Encuentro con la guía y visita de la cuidad. A dentro de las murallas de Ferrara se encuentra la Plaza de la República: desde aquí es posible visitar el castillo Estense y el Duomo. Caminando pocos minutos desde el Catillo se llega a la Catedral de San Giorgio, construida en el siglo XII.

Almuerzo en el restaurante.

Por la tarde excursión con un ferry privado a las orillas del Po. Parecerá estar adentro de una película, en un dédalo de naturaleza majestuosa, en una especial romántica melancolía.

Cena y pernocte en hotel a Ferrara.

4° día- ROVIGO

Desayuno en hotel.

Traslado a Rovigo. Visita guiada de la cuidad para ver la octagonal Iglesia de la Beata Virgen del Socorro (1594), llamada Redonda, la ruina del Castillo Estense del siglo X (920) que es la estructura arquitectónica más antigua de la cuidad, Palacio Roncale, Palacio Angeli (1780) , Palacio Ravenna (siglo XVI) y la Catedral con su fachada incompleta.

Almuerzo al restaurante.

Por la tarde visita de una Villa del Polesine, la provincia de Rovigo, como en todo el Véneto, es muy admirada por la presencia de las villas, un fenómeno artístico que estaba ligado a la expansión hacia la tierra firme de la dominación veneciana.

Fine de los servicios.